Asistentes a la reunión onlinre. / JUNTA DE EXTREMADURA

Villanueva del Fresno es una de las poblaciones con zona de baño que podría optar a la bandera azul

En una jornada online con los municipios que cuentan con zonas de baño el director general de Turismo, Francisco Martín Simón ha informado a los asistentes sobre el proceso de candidaturas para 2022, cuyo plazo finaliza el 9 de diciembre

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

La primera teniente de alcalde Laura Carranza, se ha reunido en la mañana de este 3 de noviembre de manera online con el director general de Turismo, Francisco Martín Simón.

Martín Simón, según señalan en nota de prensa desde la Junta de Extremadura, ha planteado este miércoles a los municipios que cuentan con zonas de baño continuar con la modernización de las mismas para aumentar el número de banderas azules en Extremadura, un distintivo de calidad que ondea en la playa de Orellana la Vieja desde 2009 y en la de Cheles desde 2019.

La jornada online estuvo organizada por la Dirección General de Turismo en colaboración con la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), a la que asistieron más de 30 representantes de municipios, entre ellos Villanueva del Fresno, mancomunidades y grupos de acción local.

Durante esta sesión técnica, ADEAC, entidad que otorga banderas azules a las playas que cuentan con unas determinadas infraestructuras y cumplen una serie de condiciones ambientales, ha informado a los asistentes sobre el proceso de candidaturas para 2022, cuyo plazo finaliza el 9 de diciembre, y resolvió diferentes dudas.

El responsable de Turismo ha señalado que la obtención de una bandera azul es un proceso a medio y largo plazo, y se ha mostrado convencido de que Extremadura conseguirá más distintivos a partir de 2022. «Tenemos que seguir trabajando en el plan de modernización de las 65 zonas de baño de la región, en cuestiones como la accesibilidad, el pago en los aparcamientos para crear empleo, los vestuarios o el control de aforos. Nos preocupa que algunas zonas están masificadas, y ese no es nuestro modelo turístico. Tenemos que incorporar más zonas al Registro Nacional de Aguas de Baño (Náyade), del Ministerio de Sanidad, y hay que preparar más candidaturas para banderas azules en 2022, 2023 y 2024», ha señalado Martín Simón.

El director general de Turismo ha añadido que la región tiene condiciones para ser líder entre los destinos de interior de agua dulce y elogió el trabajo de Orellana la Vieja y Cheles en este tipo de agua.

En la jornada técnica, José Palacios, presidente de ADEAC, ha dejado claro que el primer criterio para la obtención de una bandera azul es la «calidad excelente» del agua y destacó el esfuerzo de Extremadura, «una región que tiene potencial para aumentar el número de distintivos en los próximos años».

Desde 2016, la Junta de Extremadura ha realizado una serie de acciones para posicionar a la región como destino de agua. Entre ellas, cabe mencionar la campaña promocional 'Extremadura es Agua', que se repite cada verano, la inspección y la señalización turística de las zonas de baño, la colaboración entre Turismo y el Servicio Extremeño de Salud (SES), así como la organización de actividades de educación ambiental, talleres de socorrismo y jornadas de formación e intercambio de experiencias en playas de interior.