Comida de convivencia de la Semana de los Mayores el pasado mes de octubre. / A.P

Villanueva del Fresno participará en un programa piloto de acompañamiento a mayores

El Proyecto será dirigido por el Servicio extremeño de promoción de la autonomía y atención a la dependencia (Sepad) contará con una inversión de 300.000 euros y llegará a diez localidades tanto de Badajoz como de Cáceres

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

Villanueva del Fresno será una de las diez pequeñas y medianas localidades de Extremadura que se beneficiarán en 2022 de un programa para mayores que viven solos. Este programa piloto de acompañamiento a mayores contará con una inversión de 300.000 euros.

El proyecto de Presupuestos autonómicos para el próximo año incorpora esta actuación mediante una enmienda presentada por el Grupo Socialista. El proyecto será dirigido por el Servicio extremeño de promoción de la autonomía y atención a la dependencia (Sepad).

El objetivo es trasladar a estas poblaciones unas experiencias que ya se han puesto en marcha de forma experimental en las ciudades de Cáceres, Mérida y Almendralejo con la financiación del Sepad y ejecutadas por los servicios sociales de los ayuntamientos correspondientes.

Los municipios en los que se llevará a cabo el denominado Programa de acompañamiento para combatir la soledad no deseada en personas mayores son Berrocalejo, Cabeza del Buey, Casas del Castañar, Eljas, Guadalupe, Puebla de la Calzada, San Pedro de Mérida, Viandar de la Vera, Villanueva del Fresno y Zarza Capilla. Se combinan por tanto localidades de distinto número de habitantes y con perfiles diferentes en función de su ubicación.

Según indica la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta, se trata de programas piloto que servirán para testar el cambio de modelo residencial que vendrá apoyado con los fondos de resiliencia.

Sanidad explica que los principales antecedentes sobre los que se asienta la actuación son los cambios sociales y demográficos de estos últimos años y la situación generada por la pandemia de covid.

«Ello ha ocasionado el cambio definitivo en la forma de entender el envejecimiento y la provisión de apoyos», añade. El confinamiento obligó a muchos mayores a permanecer en sus casas, lo que acentuó su soledad y evidenció la necesidad de apoyos a domicilio.

De esa forma, se pretende promover una existencia autónoma en su medio habitual todo el tiempo que sea posible. Asimismo, se aspira a proporcionar un trato digno en todos los ámbitos de su vida personal, familiar y social, facilitando su participación activa en la vida de la comunidad. Por último, la intención es ofrecer apoyo social y asistencial a las familias que realizan el esfuerzo de mantener en su medio a las personas con dependencia o discapacidad.

Servicios de proximidad

Los destinatarios del programa son personas o grupos familiares mayores y dependientes, residentes y empadronados en el término municipal objeto de la actuación, que carezcan de autonomía personal de tipo parcial o total, ya sea de forma temporal o definitiva, y que requieran de los denominados servicios de proximidad.

En concreto, se trata de servicios de comida a domicilio, apoyo en tareas básicas e instrumentales de la vida diaria, lavandería y asistencia social. El dinero se destinará a la contratación de recursos humanos y materiales para la ejecución del proyecto.