La Virgen luce su nuevo traje / A.P

La villanovense Sole Píriz confecciona y dona un traje a la Virgen de la Soledad

La talla luce desde hace unos días el nuevo traje confeccionado en terciopelo negro, hilo de oro y ricas puntillas en su hornacina de la Ermita del Cristo de la Expiración

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

La Virgen de la Soledad estrena un traje confeccionado por Sole Píriz Sánchez, natural de Villanueva del Fresno, aunque actualmente reside fuera del municipio.

El traje confeccionado en terciopelo negro contiene bordados en hilo de oro y ricas puntillas, consta de dos piezas y es de color negro y oro. El traje ha sido elaborado con mucho trabajo dada la edad con la que cuenta Sole Píriz.

Desde hace unos días la Virgen lo luce en su hornacina de la Ermita del Cristo de la Expiración. Desde la Hermandad de la Virgen y con la aprobación de la vecina donante, se ha decidido que la imagen luzca diariamente este bello traje en el interior del Templo.

Cabe destacar que, Sole Píriz, que fue gran modista y bordadora, también confeccionó y donó en 2011 la túnica morada que luce en las procesiones el Cristo de la Cruz a Cuestas.

Virgen de la Soledad

Hay que señalar que, la Virgen de Nuestra Señora de la Soledad fue encargada por el Obispo de Badajoz en su visita a la localidad en el año 1731, «quien insistió en que la talla del Cristo de la Expiración, el cual había llegado a la localidad en 1669, no podía estar solo». La talla fue realizada por un imaginero pacense. A pesar de tener un valor artístico menor, la talla es de una belleza admirable y cuenta con una grandísima devoción entre todos los fieles villanovenses.