El villanovense José Manuel Álvarez será ordenado Diácono en Fuente de Cantos

El villanovense José Manuel Älvarez./A.P
El villanovense José Manuel Älvarez. / A.P

Álvarez, será ordenado por el arzobispo de Mérida-Badajoz Celso Morga en la Parroquia de Fuente de Cantos el 24 de agosto a las 11.30h de la mañana

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

El joven villanovense José Manuel Álvarez González, de 25 años de edad, será ordenado Diácono de manos del arzobispo de Mérida-Badajoz Celso Morga Izurubieta.

De esta forma, dará un paso más en su camino hacia la ordenación sacerdotal el cual tendrá lugar en la Parroquia de Nuestra Señora de la Granada de Fuente de Cantos, el próximo sábado 24 de agosto a las 11.30h de la mañana.

Álvarez, ingresó en el Seminario Menor Metropolitano de San Atón en 2008 para realizar 2º de la ESO, acabada esa etapa de estudios, continuó con el Bachillerato de Ciencias con intención de estudiar Medicina.

Fue durante el Bachillerato cuando sintió que su vida iba por otro lado, y con la ayuda de los formadores y algunos sacerdotes comenzó a abrir la puerta a una futura vida como sacerdote.

Al finalizar el Bachillerato decidió ingresar en el Seminario Mayor, donde fue admitido. Durante los seis años de formación estudió Filosofía y Teología, además de otras Ciencias necesarias como Historia, Psicología, entre otras.

Álvarez, ha colaborado en parroquias de la diócesis de Villanueva de la Serena, Campanario, Talavera la Real, Quintana de la Serena, Puebla de la Calzada en las que ha acumulado experiencias pastorales.

Durante estos años ha vivido y conocido la realidad eclesial, a la que servirá en un futuro próximo, a través de diferentes ámbitos.

En esta trayectoria ha recibido el rito de admisión (le admiten como candidato a las Sagradas Órdenes), y fue instituido Lector (acto celebrado en 2018 en la Parroquia de la Purísima Concepción de la localidad) y Acólito.

Tras finalizar los estudios y completar la estancia en el Seminario, a partir de la ordenación de Diácono, comenzará la etapa pastoral de su formación.

Hasta ahora los avances de Álvarez, han sido ritos, siendo la ordenación de Diácono la recepción de un sacramento, el Orden Sacerdotal contempla tres grados: Diácono, Presbítero (Sacerdote) y Obispo.

Este grado de Diácono a través de la imposición de manos del arzobispo supone la recepción del Espíritu Santo, para que se configure con Cristo Servidor en medio de la comunidad cristiana.

Su ministerio allá donde le envíen en estos meses, será para servir a la comunidad en lo que la Iglesia le pida y necesite.

José Manuel Álvarez, ha elegido como lema de su ordenación una cita de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola (s. XVI) que es «En todo amar y servir».

En unos meses el arzobispo convocará las órdenes de Presbítero, a las cuales se presentarán informes y será ordenado Sacerdote.