El padre de Valeria y la vecina Martina Doblado. / CEDIDA

Realizada una nueva entrega de tapones para financiar las terapias de Valeria García

Esta niña nació a las 26 semanas de gestación con tan sólo 600 gramos de peso, al ser prematura nació con órganos sin desarrollar como los pulmones, entre otros problemas, el dinero se necesita para financiar sus terapias en un centro privado

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

La recogida de tapones de plástico coordinadas por la vecina Martina Doblado Tenorio, siguen siendo destinados para ayudar a la niña Valeria García Tardío.

La última entrega, de unos 30 sacos de tapones, se produjo el pasado domingo 30 de octubre, la recogida la realizó el padre de la niña, Martín García Molina.

Esta niña de siete añitos natural de Torremayor fue una bebé prematura que nació a las 26 semanas de gestación con 600 gramos de peso, por lo que tuvo que pasar once meses en la UCI.

Su nacimiento prematuro supuso una serie de problemas para la pequeña Valeria, principalmente a nivel de órganos, como el corazón y los pulmones (nació sin pulmones que se desarrollan más tarde) entre otros.

Desde su centro educativo el CEIP San Juan de Torremayor en el que cursa 4º de Infantil, se lanzó en 2021 una campaña de recogida de tapones para poder adquirir una silla adaptada para Valeria.

Además, la familia necesita recaudar fondos para hacer frente a los costes del centro privado de Almendralejo en el que la pequeña está recibiendo dos de las tres terapias necesarias (ya que no pueden costear más que dos sesiones) con las que pueda mejorar sus capacidades y así aumentar su calidad de vida.

Actualmente su desarrollo cognitivo es de una niña de dos años. Valeria ha asistido a Plena Inclusión Mérida y a un centro especial de Montijo donde ha recibido atención temprana, fisioterapeuta y logopedia.

Su familia la quiere llevar a un centro privado en el que pueda seguir un tratamiento que mejore sus capacidades, para ello necesita recaudar fondos ya que las sesiones tienen un alto coste.

Por cada mil kilos de tapones reciben unos 200 euros. En la localidad se pueden depositar tapones en el Día, en el Ayuntamiento, en la Biblioteca, Villamovil, Estanco Gullón y peluquería de Alba. También se pueden depositar en la bellota de metal, en la casa de la vecina Mari Carmen Cayero o en la de Martina Doblado.

Villanueva del Fresno ha colaborado hasta ahora en la recogida de múltiples sacos para ayudar al niño Carlos Rigote, sin embargo, debido a que ha trasladado su residencia al País Vasco para tratarse su enfermedad, ahora los tapones van dirigidos a ayudar a Valeria.