La obra 'El Gigante que quería ser pequeño' de Samarkanda Teatro llega al Salón de Actos

Cartel anunciador./
Cartel anunciador.

Este viernes a las 20.30h en el Salón de Actos se pondrá en escena la obra 'El Gigante que quería ser pequeño' basada en la historia del extremeño Agustín Luengo, que nacido en el siglo XIX alcanzó los 2.35 de estatura y cuyo esqueleto se exhibe en el Museo Antropológico de Madrid

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

La programación cultural de Navidad del Ayuntamiento incluye la obra 'El Gigante que quería ser pequeño' de Samarkanda Teatro, una historia para todos los públicos que dará comienzo a las 20.30h en el Salón de Actos con entrada gratuita.

La obra se basa en la historia real de la vida de Agustín Luengo y Capilla, el Gigante Extremeño o el Gigante de la Puebla, que nació en Puebla de Alcocer en 1849. Fue el segundo español más alto de todos los tiempos hasta el momento, llegando a alcanzar hasta los 2,35 m. La acromegalia (o gigantismo) que padecía hizo de él un niño enfermizo que terminó falleciendo a los 26 años.

La obra de Samarkanda Teatro comienza con la visita de una curiosa periodista al Museo Antropológico de Madrid, (donde se conserva el esqueleto del gigante). Deseosa de conocer la verdad sobre la vida de Agustín Luengo y Capilla, el Gigante Extremeño, decide hacer una entrevista a su esqueleto allí expuesto. Para su gran sorpresa éste responderá.

Jugando y entremezclando memoria e imaginación el esqueleto de Agustín Luengo nos llevará de la mano hacia su lugar de nacimiento, Puebla de Alcocer (Badajoz), recordando su infancia con sus miedos y deseos. También conoceremos a distintos personajes que le ayudarán a entender que quizás esté destinado a hacer cosas enormes y que no hay nada mejor que viajar para sentir que en la diferencia está la grandeza.

Pero a la periodista de esta historia le parecerá que Agustín no cuenta los acontecimientos tal y cómo ocurrieron. Ella sólo cree en la verdad de los hechos y no en una ficción que carece de rigor.

Cuando recordamos, realmente, ¿cuánto es memoria y cuánto imaginación?

A partir de este momento Agustín se ceñirá a contar su historia sólo a través de la prensa escrita de la época (El globo, La Iberia, La correspondencia de España) Su llegada a Madrid, su presentación a S.M. el Rey Alfonso XII y… su encuentro con el Doctor Velasco quien le propone el pacto de comprar su cuerpo en vida para que una vez haya muerto pueda ser expuesto en su Museo Antropológico recientemente inaugurado.