Jornaleros presentes en la manifestación. / A.P

Un numeroso grupo de trabajadores del campo se manifiesta en el primer día de huelga

La plaza de España se ha llenado de jornaleros que, portando una pancarta, han mostrado su apoyo a la huelga del campo que secundarán los días 16, 17 y 18 de junio debido a la falta de acuerdo para un nuevo convenio en este sector

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

A las 10.00h de la mañana de este jueves un numeroso grupo de trabajadores del campo, de más de 100 personas, se congregó de manera pacífica para mostrar su apoyo a la huelga convocada en este sector por parte de los sindicatos.para los días 16, 17 y 18 de junio.

Los jornaleros, mayoritariamente de la finca 'Hacienda Murillo' portaban una pancarta en la que se podía leer: 'Los trabajadores de la Hacienda Murillo con la huelga del campo extremeño por la dignidad de los nuestros'.

Estos trabajadores secundarán la huelga, según hicieron saber con la lectura de un manifiesto con el que informan que, «Tras varios meses de reuniones, por parte de los sindicatos con la patronal de las empresas, intentando la firma del convenio del campo de Extremadura en los términos de condiciones y derechos que éste tiene desde hace años y con los salarios marcados por el SMI, salario mínimo interprofesional, no se ha llevado a cabo».

Según añaden en el comunicado «Siempre se encuentran con la negativa de la patronal, primero esperando la publicación del SMI, después la reforma laboral y ahora pretendiendo desmontar por completo el convenio colectivo del Campo de Extremadura, y presentando una propuesta que en algunos aspectos incluso empeora el Estatuto de los Trabajadores».

«Entendemos, prosigue el escrito, esto como una falta de respeto hacia las personas trabajadoras del campo de Extremadura, que somos las perjudicadas con esta actitud, por parte de una patronal que está mirando única y exclusivamente por sus intereses y queriendo aprovechar la coyuntura de crisis actual para recortar los salarios y derechos de los trabajadores del campo extremeño».

Los jornaleros señalan que, «Las propuestas de la patronal son; aumentar la jornada, trabajar más por menos salario y en las horas de más calor, congelar la antigüedad, eliminar el plus de transporte, los complementos por las bajas laborales y el descanso del bocadillo y dejar sin regular los días de lluvia».

En definitiva, finaliza el escrito, «Estamos pidiendo respeto y dignidad para los miles de personas que trabajamos en el campo extremeño, que la patronal cese en su intención de recortar derechos y salarios y centre la negociación exclusivamente en los aspectos de las modificaciones que presenta la reforma laboral, en lo que se refiere a las nuevas condiciones contractuales, que es lo único que no está pactado ni firmado en los anteriores convenios». «Queremos que todos los trabajadores tengamos la misma oportunidad de ser fijos discontinuos y así trabajar todos por igual, ya que llevamos muchos años en la empresa y apenas un 10% de esta es la que ahora goza de este derecho» señalan.

En esta concentración pacifica también estuvo presente el alcalde de la localidad Ramon Díaz Farias, quien dirigió unas palabras de apoyo a las reivindicaciones manifestadas por los jornaleros congregados frente a la fachada del Ayuntamiento.

A nivel regional

Cabe señalar que, desde el jueves y hasta el sábado, en plena campaña de recogida de la fruta, se pueden quedar miles de kilos por cosechar en Extremadura al igual que se puede parar el trabajo en las centrales hortofrutícolas, donde hay abundante mano de obra.

La fruta genera el 80% del empleo en el campo extremeño. Mueve más de cinco millones de jornales cada año. Y, en condiciones normales, factura al año 350 millones.