Los locales «Que viene el Coco» ganaron los concursos de murgas y comparsas juveniles

La actuación de las murgas contó con un lleno total/. A.P
La actuación de las murgas contó con un lleno total / . A.P

La joven cantera carnavalera villanovense se concentra en un nutrido grupo de chicos y chicas, que con el tema de la película mexicana Coco, se agruparon para participar en el concurso de murgas y en el de comparsas

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

La noche murguera del viernes 8 de marzo dio comienzo a las 21.30h con la apertura de puertas del Salón de Actos, momento en el que se acomodó un numerosísimo público ansioso de coger asiento.

El evento fue presentado por el cantante y murgero Sixko Durán, quien se cantó alguna que otra coplilla en solitario, así como en compañía de Los Water Closet.

Hasta las 2.00h de la madrugada las más de 300 personas disfrutaron de las actuaciones que dieron comienzo con la única murga local, 'Que viene el Coco', los cuales mostraron todo su desparpajo en la actuación en la que no faltaron los teatrillos y los chistes.

Esta agrupación se alzó con el primer premio del concurso de murgas, consistente en un diploma y una gratificación de 120 euros, y con el primero del concurso de comparsas juveniles (siendo también la única comparsa presentada) obteniendo 200 euros de premio.

La noche continuó con las actuaciones de las murgas invitadas que comenzaron 'Los Invisibles' de Olivenza, tras los que llegaron 'Los Titiriteros' y 'Que pobres tan ricos', ambos de Valverde de Leganés y las murgas participantes en el concurso de murgas del Teatro López de Ayala de Badajoz, 'Los Espantaperros', 'Las Castafiore', (murga de Irene Rangel, presentadora de Canal Extremadura, que fue quien presentó el concurso de murgas local de 2018) y como broche de oro cerraron las actuaciones los ganadores de 2018, 'Los Water Closet'.

Los Water en plena actuación.
Los Water en plena actuación. / A.P

Por segundo año consecutivo, y durante cuatro horas, el espectáculo murguero mantuvo al público entusiasmado con un patio de butacas rebosante en el que los aplausos y las risas fueron una constante.

Hay que señalar que, desde hace cuatro años este concurso típico del carnaval villanovense se desarrolla en el escenario del Salón de Actos, con el fin de facilitar el sonido a los grupos participantes con los debidos micrófonos y para que el público disfrute sentado de las actuaciones.

Cabe recordar que, en el carnaval de 2017 no se celebró dicho concurso debido a la ausencia de murgas inscritas para participar y que en esta edición ha participado sólo una perteneciente a la categoría juvenil.