Borrar
Gabriel Mendy en el nuevo campo de césped artificial. A.P
«Quiero un vestuario sano, con un equipo que trabaje con disciplina, respeto, compañerismo y mucha ilusión»
Gabriel Mendy, Entrenador del ADC Villanueva Senior Regional

«Quiero un vestuario sano, con un equipo que trabaje con disciplina, respeto, compañerismo y mucha ilusión»

Gabriel Mendy, entrena desde el inicio de temporada al equipo ADC Villanueva Senior Regional, el pasado 7 de enero ganaron el partido único de la Copa de Extremadura por 3-1 en el Campo de Fútbol de Césped local contra el UD San Francisco. En segunda ronda jugarán contra Santa Amalia el 21 de enero en dicha localidad

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 12 de enero 2024

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Gabriel Mendy, nació en Senegal el 3 de julio de 1985. Cuando era pequeño vivía con su tío paterno y al llegar del colegio se echaba a la calle a jugar al fútbol. Con 14 años llegó a España para vivir con su padre y hermanos, un hombre lo vio jugar al fútbol y lo mandó al equipo de Roquetas de Mar en el que empezó su periplo futbolístico que le llevó a recorrer media España. En su trayectoria destaca su experiencia en el Barça Segunda B.

-¿Cuándo empieza a jugar al fútbol?

-Empecé de pequeño en Senegal con mis amigos, jugábamos sin zapatillas, sin camiseta y sin balón, ya que los fabricábamos con plásticos, gomas y cuerdas, cuando se rompían volvíamos a fabricar más. Se le iluminan los ojos y esboza una gran sonrisa al evocar cómo recorrían la zona en busca de materiales para hacerse un balón, «éramos unos genios fabricando cosas» dice. Era muy feliz jugando en la calle horas y horas sin importar el calor. Mi tío nos avisaba que había que volver a casa con un silbido.

-¿La recuerda como una infancia feliz'

-Sí, fue una infancia muy bonita no teníamos tecnología, ni móviles, ni nada. Ahora veo a niños de hoy en día y pienso, «Vaya infancia que tienen» están todos con la tecnología y no se hablan ni siquiera cuando se sientan juntos.

-¿Cómo vino a España?

-Llegué a España a través de mí padre, que ya llevaba emigrado unos años en Roquetas de Mar, Almería. Tenía 14 años, vine con dos hermanos míos. Mi padre nos pagó el billete, el visado y el pasaporte para entrar al país para irnos a vivir con él.

-¿Cómo empezó a jugar en España'

-Un hombre me vio jugando al fútbol (en el campo en el que jugaba su hijo) y me llevó al Club Deportivo Roquetas. Este señor se llamaba Antonio (al que estoy muy agradecido) ya que gracias a él me ficharon en cadetes siendo ese mi primer equipo.

¿Después de Roquetas qué pasó?

-Allí estuve muy bien tuve muy buenos compañeros, nunca tuve ningún problema racial porque había mucha gente de mi raza, fuimos un equipo unido y subimos a Liga Nacional. Fui seleccionado para representar a Almería en un torneo en Cádiz en el año 2000. En él había un jugador por cada una de las ocho provincias de Andalucía. Tenía un año menos que mis compañeros y salía como reserva, pero no sé si estaba tocado por una varita o qué, pero siempre jugaba bien y daba asistencia, o marcaba un gol importante, bien el de la victoria o el del empate y así empezaron a seguirme desde el Madrid, el Barça, El Español, entre otros.

-¿Quién se interesó más por ficharle?

-En 1999 vinieron los de El Español y fui a hacer las pruebas, pero llegaron los del Madrid y los del Barça, entre otros, y al final (aunque mi padre había firmado un precontrato con el Madrid) me fui con el Barça (que soy de ese equipo). Allí empecé con 15 años en el año 2000 y estuve en la categoría cadete hasta el 2007. No pude jugar en la División de Honor porque según las normas de la Federación los extranjeros con menos de cinco años en el País no podían jugar ahí. Esa categoría que está por encima de cadete es muy bonita, porque juegas contra el Real Madrid, El Rayo vallecano, entre otros.

-¿Cómo finalizó la aventura en el Barça?

- Si no juegas la División de Honor es una pérdida de nivel. Para poder seguir en el club participaba en los torneos internacionales con el Barça, así fuimos a Holanda, México, Japón, entre otros, y así me renovaban otra temporada. Pero ese equipo nunca ascendió a segunda A y acabó desapareciendo para dejar paso a la nueva cantera.

-¿Después de su estancia en el Barça a dónde fue?

-Me quiso fichar el Numancia, pero yo quería volver a Roquetas a mi casa y fiché por el Almería en Tercera División, hicimos buena temporada nunca bajamos del octavo puesto. Fue muy divertido trabajar con gente tan profesional, aprendí mucho (entrenábamos con el Almería segunda A con Paco Flores que nos valoraba como futbolistas).

-¿En qué categoría regresó a Cataluña?

-En mitad de temporada me llamaron de Segunda B en el Figueras. Después volví otra vez a Roquetas donde habían hecho un equipo para ascender a Segunda B y me ficharon, me llamó el entrenador que tuve cuando era cadete. Volví a casa de mis padres ascendimos a Segunda B pero el club tuvo problemas económicos con la burbuja inmobiliaria y finalizó.

Entonces me mudé al equipo de Vera en Almería para ascender a Segunda B, a mitad de temporada tuvo problemas económicos y también se extinguió.

-¿Cuándo aterrizó en Extremadura?

-Bueno, tras pasar por equipos de media España fiché por el equipo de Jerez de los Caballeros en 2008 en Tercera División, era un equipo importante de la región.

Estando allí jugué un partido contra el equipo del Sporting Villanueva Promesas y su presidente José María Hurtado, me llamó al finalizar la temporada. A pesar de haber renovado con el Jerez, acepté la oferta del equipo de Villanueva y así llegué aquí.

-¿Cómo fue su primera temporada en el Sporting Villanueva?

-Empecé en el 2009 pero me tuve que ir a mitad de temporada por culpa de una lesión de rotura muscular. Así que volví a mi casa para recuperarme y fichar por el Adra de Almería que estaba en segunda B, ya pensaba quedarme allí.

-¿Qué le hizo volver a Villanueva?

-La paternidad.

-¿Cuáles fueron sus siguientes equipos?

-Estuve en el Olivenza, en el Pueblonuevo, Valverde de Leganés (ahí estuve cinco años), en ese tiempo me operé de la rodilla, en Cheles, después estuve con Jesús Méndez en Oliva de la Frontera y mi último equipo fue de nuevo el Valverde, ahí dejé el fútbol.

-Se retiró muy joven, ¿no?

-Lo dejé en el 2021 con 35 años, en esta profesión dicen que ya eres viejo para jugar con 32, yo creo que si tu cuerpo aguanta y tienes la ilusión y las ganas puedes jugar hasta los 40.

Mendy delante del marcador de la victoria.
Mendy delante del marcador de la victoria. A.P

-¿Cómo empieza la historia del ADC Villanueva Senior Regional?

-Tras la desaparición del Sporting Villanueva Promesas Segunda B en 2012 la localidad se quedó sin fútbol, hasta que en 2023 el vecino Manolo Grosero organizó y entrenó este equipo regional senior en Segunda extremeña.

-¿Quién le propuso ser su entrenador?

-Me lo ofreció el presidente de la ADC Villanueva David Alcántara, al principio le dije que no por la hernia discal que tenía, pero después como ya estaba casi recuperado de la operación acepté con mucha ilusión. Es una forma de seguir en el fútbol aunque al otro lado del campo.

-¿Está solo en los entrenamientos?

-No, me ayuda como segundo entrenador José Candil y con los porteros Claudio.

-¿Cuántos jugadores tiene la plantilla?

-21 de entre 20 y 32 años.

-No son jugadores profesionales, ¿no?

-No, a lo largo del año echaban algún partido en las 24 horas de fútbol sala, pero llevaban muchos años sin jugar al fútbol, algunos entre 10 y 15 años, prácticamente desde que eran niños.

-¿Cuánto tiempo entrenan a la semana?

-Al principio de temporada eran cuatro días, ahora al acabar la primera vuelta lo hemos bajado a tres.

-El equipo empezó su andadura en la temporada pasada en la que no se destacaron triunfos. ¿En qué condiciones se lo encontró?

-Me encontré un equipo muy mal preparado física, técnica y mentalmente. Por lo que mi primer objetivo fue el de intentar crear disciplina, orden, trabajo, respeto y compañerismo. Esto es lo básico del fútbol intentar construir un vestuario sano, en el que no haya mal rollo ni contestaciones al entrenador, estas son mis reglas para quien quiera estar aquí.

-¿Le costó mucho trabajo integrar esas normas de funcionamiento?

-Sí, costó mucho esfuerzo, sobre todo la disciplina y el respeto. Porque la persona que llega tarde a un entrenamiento para mí ya lo ha terminado, ser puntual es ser respetuoso con tus compañeros y con el tiempo de cada uno.

-¿Cuándo se vieron los cambios?

-Pues tuvieron que pasar algunos meses, pero el equipo ahora ya trabaja con disciplina, seriedad y con respeto entre ellos.

-¿Técnicamente qué evolución ha tenido?

-Es un equipo que tiene potencial, son chavales jóvenes, que hacen entrenamientos fuertes, intensos y exigentes, necesarios para competir en nivel senior donde la ilusión es mucha, pero la exigencia es máxima. Yo les digo que «no sé de fútbol, pero que mi experiencia me avala, he jugado en muchos clubs con muchos entrenadores y vengo del fútbol profesional» De ahí vienen mis directrices en el vestuario.

-¿Cómo va la temporada en Segunda Extremeña Regional?

-El principio de temporada ha sido duro, ya que aún no teníamos el campo de fútbol terminado, y entrenábamos en el pequeño campo anexo. Pero hay que trabajar con lo que se tiene. Hicimos una buena pretemporada y cuando empezó la liga perdimos los cinco partidos jugados fuera de casa.

-¿Qué meta tiene para el equipo?

- Sinceramente yo nunca les he obligado a ganar, sé que todo el mundo quiere ganar, pero siendo un equipo que lleva dos años en la categoría, gente que lleva un montón de años sin jugar al fútbol no les puedes exigir que ganen. Lo primero es aprender a competir, que sean compañeros, que estén unidos, que se respeten y tengan un vestuario sano, que tengan el orgullo de haberlo dado todo en el campo, aunque no se gane, pero han luchado y han sido compañeros y no pasa absolutamente nada por perder si han dado la talla.

El equipo celebrando la victoria.
El equipo celebrando la victoria. CEDIDA

-El pasado 7 de enero ganaron el partido único de la Copa de Extremadura por 3-1 en el Campo de Fútbol de Césped local contra el UD San Francisco, con lo que pasan a la segunda ronda en la que jugarán contra Santa Amalia. El encuentro se disputará el 21 de enero en dicha localidad.

-¿Cómo afrontan ese partido?

-Nos invitaron a este torneo en el que se puede llegar a jugar la Copa del Rey, pero es difícil. Lo afrontamos con una ilusión enorme, queremos seguir avanzando y hemos ganado ese partido, que es perfecto. Ahora nos toca jugar el siguiente y nos enfrentaremos a un equipo que está por encima de nosotros, que ha estado en Tercera División, que está mejor estructurado que el nuestro, es el primero de su grupo y va a ser muy difícil, muy complicado.

Estamos preparando bien el partido y competiremos al máximo y evitaremos todos los goles que podamos, el haber ganado ese partido es una motivación enorme para todos, echaremos mucho de menos a la afición, que está al pie del cañón y llena el campo, es la pena de jugar fuera.

-Por último, ¿Si le llamaran para entrenar a otro equipo se iría?

-No, me gustaría seguir formándome y creciendo como entrenador y como persona aquí en Villanueva, con este equipo y con mi día a día y mi trabajo en una empresa de distribución de droguería y alimentación.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios