Manolo López en su casa en el verano de 2018. A.P

El funeral del artista villanovense Manolo López será en la localidad

López ha fallecido en Logroño, lugar en el que residida desde 2005, a los 86 años el pasado 26 de julio, barbero de profesión llegó a tener el espectáculo de Gigantes y Cabezudos más famoso de la región con el que paseó el nombre de Villanueva del Fresno por toda Extremadura, Huelva y Portugal

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

Manolo López Delgado, falleció en la madrugada del pasado martes 26 de julio en Logroño, ciudad en la que residía junto a su mujer y demás familia desde 2005.

Tras ser incinerado en la intimidad familiar sus restos será trasladados a su Villanueva del Fresno natal. Su familia realizará una misa funeral en su honor el próximo lunes 1 de agosto a las 10.30h de la mañana en la Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción. Deja mujer, dos hijos y tres nietos.

Con el fallecimiento de Manolo López la localidad pierde a uno de sus más ilustres hijos del siglo XX. Nacido el 11 de agosto de 1936 en Villanueva del Fresno, de padre carpintero y tabernero, emigro en su juventud a Bilbao de donde regresó transcurridos cuatro años.

Maestro barbero de profesión y artista de una admirable creatividad de vocación fue un auténtico hombre del renacimiento, un hombre de mil oficios.

De la maestría de sus manos salieron desde los belenes de la Iglesia, hasta las carrozas de la romería, recuerdos artesanos de la localidad, cuadros al óleo de paisajes de la localidad, entre cientos de trabajos.

En unos años en los que los materiales para trabajar la artesanía eran muy escasos López echaba mano de imaginación para realizar sus trabajos.

Entre otras cosas, fue unos de los promotores del regreso de la fiesta de San Juanito, calle en la que vivía, y con el fin de impulsarla en 1980 se le ocurrió hacer dos gigantes y cuatro cabezudos. Aquella decisión marcaria un antes y un después en su vida ya que llegó a recorrer toda Extremadura, Huelva y parte de Portugal con su espectáculo, el cual llegó a estar en la agenda cultural de la Junta de Extremadura.

Durante la semana llegaban a hacer tres funciones en diferentes pueblos recorriendo más de 2.000 kilómetros. Durante años fue el único con cabezudos en la región.

En su taller llegó a hacer muchísimos cabezudos ya que también se dedicó a venderlos. Con el tiempo amplió el show con un espectáculo de magia para pequeños y mayores (que aprendió por diversos libros), actuando como el Mago Manolo, también hizo un teatro de marionetas para el que le grabaron dos cuentos escritos por él en los estudios de Radio Popular de Badajoz.

Jubilado en 2001 en 2005, por temas de salud, se trasladó junto a su mujer a Logroño donde reside su hija. Allí se adaptaron perfectamente, recorriendo todas las residencias de mayores para hacer funciones benéficas. En ellas actuaban 'El Profesor Lofrai' haciendo shows de magia, y su mujer Angelita Fraile, cantando copla con su portentosa voz para animar a los enfermos de cáncer y a todos en general.

El Mago Manolo de Badajoz, ocupa un lugar de honor entre el gremio de magos logroñeses (en el que hay unos 40) llegando a ser el mago más famoso de allí. Este matrimonio de artistas ha salido en la televisión y en el periódico de Logroño y Zaragoza, así como, en diversos medios de comunicación debido a su labor altruista, siendo muy conocidos y muy queridos.

A pesar de haber hecho de todo, en el momento de conceder esta entrevista a este Diario, aún lamentaba no haber tenido la ocasión de ponerse delante de un toro con una muleta, ya que él en principio quería ser torero.