Falleció el abuelo del pueblo en 2017 Rafael Feijoo López

Rafael junto a su señora Carmen el día del homenaje en 2017./A.P
Rafael junto a su señora Carmen el día del homenaje en 2017. / A.P

Feijoo, de 94 años falleció el pasado 28 de febrero en un centro hospitalario de Badajoz al que acudió tras una indisposición repentina, siendo enterrado en la localidad el 1 de marzo

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

El que fuera abuelo de la localidad el pasado verano de 2017 con motivo de las Ferias y Fiestas en honor a San Ginés de la Jara, Rafael Feijoo López ha fallecido a los 94 años.

Feijoo, fue trasladado por su familia a un centro hospitalario de Badajoz al sufrir una indisposición repentina tras la que falleció poco tiempo después el 28 de febrero. El funeral se celebró en la Parroquia de la Purísima Concepción, siendo posteriormente enterrado en el Cementerio municipal.

Cabe recordar que, Rafael Feijoo López, nació el 8 de diciembre de 1924 en Villanueva del Fresno siendo el único varón de cinco hermanos.

Se casó con Carmen Díaz Durán, con quien tuvo dos hijas y dos nietos. Rafael siempre trabajó en el campo junto a su padre en la sementera.

Con ocasión de la entrevista realizada por su homenaje de abuelo del pueblo en 2017, contaba a este Diario que, en los años de la guerra y posguerra, recordaba haber pasado poca hambre ya que su madre puso un pequeño comercio y siempre había algo para comer.

De joven estuvo en África donde fue destinado para hacer tres años de servicio militar. Allí fue enfermero en un hospital y rehusó el puesto fijo que le ofrecieron, a pesar de que le gustaba aquello, para poder seguir ayudando a su padre en el campo. Estando en África sufrió una fuerte intoxicación que le obligó a regresar a España para poder recuperarse completamente.

Feijoo, amante de los buenos paseos por el campo, tuvo siempre una buena salud, manteniendo activo hasta hace unos años un huerto en el que sembraba pequeñas hortalizas, lo que le servía de distracción y para mantener la forma física.

Rafael Feijoo, recibió en su funeral un último ramo de flores del Ayuntamiento por haber sido abuelo de la localidad.