La Diputación defiende que El Gurumelo sea fiesta de Interés Turístico Regional

Cartel anunciador/
Cartel anunciador

«Creo que reúne todos los requisitos para obtener esta declaración», según el diputado de Turismo Lorenzo Molina, las XIII Jornadas Transfronterizas del Gurumelo transcurrirán del 29 al 31 de marzo

REDACCION
REDACCION

«Creo que Las Jornadas Transfronterizas del Gurumelo reúnen todos los requisitos para ser declaradas Fiesta de Interés Turístico Regional. Me consta que el Ayuntamiento está trabajando mucho y bien para conseguirlo», ha señalado Lorenzo Molina Medina, diputado del Patronato Provincial de Turismo y Tauromaquia de la Diputación Provincial. Como se sabe, esta fiesta villanovense ha presentado su candidatura ante la Junta de Extremadura para obtener este galardón.

Las fiestas de Interés Turístico Regional tienen otro aliciente. Y es que reciben una ayuda de la Diputación.

Así, se destinan 10.000 euros a todas las fiestas, cualquiera que sea el número de habitantes de sus municipios, lo que es un apoyo fundamental especialmente en los que cuentan con menor población. Si la localidad tiene más de una Fiesta de Interés Turístico Regional, se conceden 5.000 euros más por cada uno de los siguientes eventos. «Estas fiestas generan turismo y con él, trabajo, por lo que es aún más importante que las hagamos visibles», asegura Lorenzo Molina.

Las fiestas más singulares de la provincia conforman uno de los ejes centrales de la Diputación de Badajoz a la hora de promocionar el turismo, para convertirlo en un motor de desarrollo socioeconómico de los municipios. Si estas celebraciones cuentan con una tradición acreditada y elementos que las distingan de otras, pueden optar a ser declaradas de Interés Turístico Regional. Las últimas en incorporarse a esta categoría han sido la Matanza Tradicional Extremeña de Llerena y la Semana Santa de Zafra.

Lo que aporta El Gurumelo

Emilio Rastrojo es responsable del bar Cazuela y de la empresa Villasetas en Villanueva del Fresno. Por ello, es conocedor de lo que esta fiesta aporta a la localidad. «Es muy buena para el pueblo porque permite darse a conocer a empresas del mismo municipio y de otras localidades. En esos cuatro días del mes de marzo se crea un ambiente espectacular, vienen turistas de Portugal y toda España y se generan muchos puestos de trabajo», afirma.

Los municipios de menos de 20.000 habitantes son prioritarios para acometer acciones de promoción del turismo, pues tienen menos recursos económicos y materiales. Una de las apuestas de la Diputación para este año es poner en marcha la red de alojamientos rurales, con la que fomentar el turismo en zonas atractivas, pero con insuficientes lugares para pernoctar. Así se retiene talento y se generan nuevos negocios, evitando la despoblación al fijar la población al territorio.