Un Comité Técnico de AECC advierte de los efectos cancerígenos del uranio y del gas radón

Ponentes participantes en la charla informativa./A.P
Ponentes participantes en la charla informativa. / A.P

Diversas asociaciones locales, el Ayuntamiento local, la AECC y la Plataforma Salvemos la Montaña de Cáceres, organizaron la primera charla informativa sobre la minería de uranio

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

Casi 150 personas, asistieron en la tarde del pasado 30 de enero a la charla informativa sobre la mina de uranio local. Entre los asistentes se encontraban los primeros ediles tanto de Zahínos como de Oliva de la Frontera, así como diversos vecinos de estas poblaciones. Además de las poblaciones mencionadas, Higuera de Vargas y Jerez de los Caballeros también se verán afectados por la mina.

La charla que se desarrolló en el Salón de Actos municipal contó con la presencia de José Pagán Romero, Diplomado en Gestión sanitaria, integrante del Consejo Ejecutivo Provincial de la AECC, asociación de la lucha contra el cáncer, Directivo jubilado del SES y operador de instalaciones radioactivas, Santi Márquez y Sonia Hurtado, coordinadores de la plataforma «Salvemos la montaña de Cáceres», el coordinador de zona de ADENEX, Juan Carlos Delgado, y Ramón Díaz Farías, alcalde de la localidad.

Díaz Farias, quien abrió el turno de intervenciones, recordó que «desde el mes de abril de 2018 venimos peleando con la Dirección General de Minas, para que se paralice este proceso mediante una serie de recursos, ampliaciones de plazos de estudio, etc».

«Los ayuntamientos, continuó, estamos en contra de la mina y queremos que las poblaciones se movilicen en contra de este proyecto. Esto acaba de empezar y podemos estar cinco, diez o quince años peleando para que esta mina no se reabra. Vamos a pelear buscando los cauces legales, y para ello se constituirá legalmente una plataforma con la que ir en contra de este proyecto».

La minería, señaló el primer edil, no es para fijar la población, es mucho pan para hoy y para mañana hambre y sus consecuencias. En la investigación del año 2008 se cuantificó el uranio existente en esta mina en 65.000 toneladas, en la Cabra Alta, dentro de la minería a partir de 50.000 toneladas se considera reserva estratégica mundial y solamente hay siete u ocho países en el mundo que tienen esta reserva. «En ese mismo año se hablaba de un valor de 100 dólares la libra de uranio, ahora mismo está en 200 dólares la libra, en un cálculo por encima se podría decir que lo que hay, solamente en la Cabra, se pondría en torno a 30.000 millones de dólares, con lo cual estamos hablando de luchar contra un gran monstruo económico», apostilló Díaz Farias.

Por su parte, Pagán dio lectura al informe del Comité Técnico de Madrid de la Asociación Española Contra el Cáncer, sobre las labores de investigación minera y de extracción de minerales de uranio. En él se especifica que, con esas labores, se puede dar lugar a riesgos radiológicos para los trabajadores, la población y el medio ambiente. Existiendo riesgo de contaminación del aire, de la tierra y del agua con difícil solución descontaminante.

La experiencia en este tipo de minería, añade el informe, en diferentes puntos a nivel mundial pone en evidencia que resulta prácticamente imposible evitar el aporte de contaminantes a las aguas. Las diversas medidas de protección de las aguas no serán suficientes para evitar el impacto severo que supone el deterioro de la calidad del agua. Además, esa contaminación generada por el uranio en las aguas persiste tiempo después de abandonar las explotaciones mineras y sus efectos pueden detectarse incluso décadas después.

El uranio, explicó Pagán, «es el precursor del gas radón por lo que la exposición de la población a este gas se incrementaría, especialmente en minas a cielo abierto (cómo podría ser el caso de la mina que nos ocupa). También hay un problema añadido, pues el uranio en isótopos tiene una vida media de entre 700 millones de años y 4.000 millones de años por lo que es imposible de descontaminar».

Está demostrado, refirió Pagán, que la exposición a radiaciones ionizantes de los materiales radiactivos del uranio y el gas radón aumenta el riesgo de desarrollar cáncer. Y el radón es un gas que en una mina a cielo abierto, al tocar la tierra y levantar la capa vegetal sale desde el subsuelo y se distribuye por el viento a todas partes. El gas radón es una partícula pesada que entra en el pulmón provocando cáncer. Por último, añadió, si en la explotación el uranio se desintegra formando torio emitirá radiación gamma que va a toda velocidad y se distribuye por todo el organismo provocando todo tipo de cáncer.

Desde ADENEX, el Coordinador de Zona, Juan Carlos Delgado, señaló en primer lugar que, «la mejor manera de gestionar el uranio es 'no tocarle'. En nombre de ADENEX, dijo, nos preocupa mucho este proyecto y nos vamos a adherir a la plataforma ciudadana que se cree y vamos a hacer todo lo posible para paralizarlo». No solamente por la naturaleza en general, sino por nosotros mismos, por las personas, por nuestros hijos, por nuestros nietos, por las generaciones que van a venir.

Todo el polvo generado en la mina, añadió, se va a tratar de mitigar con agua que se contaminará pasando a los acuíferos. No hemos venido a meter miedo, sino a poner delante de la sociedad una realidad que nos va a afectar a todos cargándose una dehesa milenaria que es de las mejores del mundo.

Márquez y Hurtado, desde la plataforma «Salvemos la montaña de Cáceres» explicaron cómo se constituyeron en plataforma, cómo se organizaron en los diferentes grupos de trabajo y cómo desde que se sumergieron en esta lucha, supervisan y anotan todos los nuevos permisos de investigación de minas del país. Su labor consiste en asesorar y orientar a los vecinos, para que puedan luchar en contra de este tipo de proyectos, de manera común.

Los vecinos de los cinco municipios afectados se están agrupando en un whats app, desde donde se podrá acceder a toda la información, de la creación de la plataforma.

Los interesados en unirse pueden contactar por messenger en el siguiente enlace:

https://www.facebook.com/noalamina.uranio.3