Ususarios de la Ludoteca Rural en verano. / CEDIDA

Comienza la segunda fase de la Ludoteca Rural para cubrir la etapa navideña

La primera fase de este programa se desarrolló del 1 de agosto al 10 de septiembre y la segunda se llevará a cabo desde el 13 al 31 de diciembre, de él se benefician 39 niños de entre 2 a 5 años, que completarán el programa en turnos de mañana y tarde

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

Comienza la segunda fase del Servicio de Ludoteca Rural puesto en marcha desde el Ayuntamiento y la Consejería de Igualdad y Portavocía de la Junta de Extremadura, el cual tiene como objetivo la conciliación laboral de las familias.

El programa dio comienzo con una primera fase desarrollada del 1 de agosto al 10 de septiembre, tras el periodo lectivo los pequeños usuarios y sus familias se beneficiarán ahora de la segunda fase del programa.

El Servicio de Ludoteca Rural se retomó el pasado 13 de diciembre en turno de tarde en horario de 15.30h a 20.30h, posteriormente desde el 24 hasta el 31 de diciembre el programa se llevará a cabo en horario de mañana de 9.00h a 14.00h.

Los usuarios de este servicio son los mismos 39 niños y niñas de entre 2 y 5 años de la primera fase que completarán el programa junto a las ocho personas que han estado al cargo de este servicio desde su inicio.

El servicio se presta en diversas instalaciones municipales.

Cabe recordar que, en el marco del desarrollo del Plan Corresponsables de la Consejería de Igualdad y Portavocía de la Junta de Extremadura y con la colaboración del Ayuntamiento de Villanueva del Fresno, se puso en marcha en la localidad el Proyecto de Ludotecas Rurales de Extremadura. Este proyecto ha sido financiado con cargo a los fondos del Ministerio de Igualdad, Secretaría de estado de Igualdad y contra la Violencia de Género.

El proyecto conlleva la realización de actividades de ocio y tiempo libre y de educación no formal, en periodos no lectivos, dirigidas a niñas y niños de 2 a 5 años, en centros o instalaciones de titularidad pública, por parte de los Municipios de la Comunidad Autónoma de Extremadura de menos de 20.000 habitantes, como medida de fomento de la conciliación de la vida personal familiar y laboral en el mundo rural, para responder al impacto de la covid-19.

Este servicio gratuito municipal cuenta con plazas limitadas.