Arranca la plataforma ciudadana 'Dehesa sin uranio' en contra de la mina

Arranca la plataforma ciudadana 'Dehesa sin uranio' en contra de la mina

Las cinco poblaciones afectadas Villanueva del Fresno, Zahínos, Oliva de la Frontera, Higuera de Vargas y Jerez de los Caballeros se unen para luchar contra la posible reapertura de la mina de uranio situada en la finca de la Cabra Alta

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

La Biblioteca Pública Municipal 'Hilario López Monroy' acogió el pasado viernes 22 de febrero, la reunión informativa y participativa de la plataforma ciudadana en contra de la mina de uranio.

Bajo el nombre de 'Dehesa sin uranio' se aglutinarán todos los vecinos que deseen luchar en contra de la investigación y posible reapertura de la mina de uranio, ubicada en la finca de la Cabra Alta afectando a los municipios Villanueva del Fresno, Zahínos, Oliva de la Frontera, Higuera de Vargas y Jerez de los Caballeros.

En cada una de estas poblaciones se están constituyendo plataformas locales compuestas por diversos grupos de trabajo, que a su vez se coordinarán con los grupos constituyentes de la plataforma única 'Dehesa sin uranio' en la que se concentran los cinco municipios afectados.

De esta manera, la mesa de presentación del grupo local de la plataforma estuvo compuesta por Ana Antequera, Cristina Cayero e Isabel Teodoro.

Ana Antequera, responsable de los medios de comunicación, explicó los diversos daños que se pueden derivar de la explotación de la mencionada mina de uranio, tanto para la salud de los habitantes de las diferentes poblaciones afectadas, como los daños que se causarían en el medio ambiente y en el ecosistema propio de la valiosísima dehesa extremeña.

Por su parte, Cayero, refirió los diferentes grupos de trabajo en los que se dividen los voluntarios de la plataforma, los cuales se desglosan en grupos de movilización, prensa, documentación y redacción, jurídico y legislativo, diseño gráfico, difusión en redes sociales, dehesa y medio ambiente, contacto y comunicación.

Para todos ellos, Cayero, pidió la adhesión de aquellos interesados en colaborar con la plataforma en cualquiera de sus grupos de trabajo.

Teodoro, señaló en su intervención, que la misión del grupo de trabajo de movilización es la de hacer visible el problema, de esta forma se están realizando una serie de pancartas, bidones amarillos con el símbolo de radioactividad (los cuales se colocarán en las entradas a los pueblos) y lazos verdes, además realizarán la instalación de diversos stands informativos en el mercadillo.

También realizarán camisetas con el slogan y el logotipo de la plataforma para recaudar fondos, entre otras cosas.

La recogida de firmas física en contra de la mina ya se puede realizar en diferentes establecimientos y entidades de las cinco localidades, así como en change.org en el siguiente enlace: http://chng.it/475pMhHvx8.

La plataforma está empezando a moverse en todos los medios de comunicación, radio, prensa escrita y próximamente en televisión para dar a conocer a todo el mundo la magnitud del problema.

Actualmente se están desarrollado diversas charlas informativas sobre los peligros de este tipo de minería en los cinco pueblos afectados, siendo la primera de ellas en Villanueva del Fresno, la siguiente está programada en Jerez de los Caballeros el día 5 de marzo a las 19.30h, estando aún por determinar el lugar donde se desarrollará.

Otra de las acciones planteadas será la convocatoria de manifestaciones en diferentes puntos de la región con el fin de revocar el permiso de investigación otorgado por el Servicio de Ordenación Industrial, Enérgetica y Minera de Badajoz de la Dirección General de Industria, Energía y Minas.

Con esta iniciativa, apolítica, la plataforma pretende «informar a la población con la intención de defender a la dehesa del expolio, a nuestros ciudadanos de la enfermedad y a nuestros cinco pueblos de la despoblación».

La plataforma ha realizado un manifiesto al que pertenecen los siguientes extractos:

«La empresa minera, Qbis Resources, S.L., pretende extraer el uranio a cielo abierto. Dicho sistema de extracción del uranio hace que se desprenda gran cantidad de gas radón, gas radioactivo. La radiactividad es el veneno más nocivo que existe. La radiactividad no huele, no se ve, pero se mantiene en el aire y en el agua durante siglos».

«Si no conseguimos parar esto, nadie comprará los productos del cerdo ibérico, que pasan por ser los mejores del mundo, de España. Ni los buenísimos quesos de cabra. Ni la fruta. Ni los corderos. Ni los terneros. Ni el carbón. Ni las corchas. No querrán nada de esta tierra a la que dejarán inmersa en un agujero radiactivo. Seremos el Chernóbil de Extremadura».

«Por eso, queremos que os suméis a esta lucha que hemos emprendido para defender lo nuestro y a los nuestros».