Aprobada la cesión del terreno para la construcción de la Central de Procesado de nueces

Pleno extraordinario celebrado en el Ayuntamiento./ A.P
Pleno extraordinario celebrado en el Ayuntamiento. / A.P

La instalación de esta central de procesado de nueces supondrá la puesta en marcha de la primera fábrica de la localidad, en la que además de nueces se procesarán y envasarán almendras y pistachos, cuyas campañas ocupan casi todo el año

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

La solicitud realizada por la empresa Torre Alta-Baja S.C.L para la cesión de un terreno industrial, contemplada en el contrato inicial con dicha empresa, para la construcción de una central de procesado de nueces fue aprobada por unanimidad en el último pleno extraordinario celebrado el pasado 20 de mayo.

El Ayuntamiento formalizará en 30 días la firma de la escritura para la cesión del mencionado terreno industrial, de aproximadamente 5.000 metros, ubicado en el polígono industrial de la carretera de Portugal y dotado de agua y suministro eléctrico.

El administrador de la empresa Torre Alta, Manuel Borrego Calle, señaló a este Diario que la fábrica se comenzará a construir en los próximos meses, ya que a pesar de que el montaje de la misma es sencillo pues son módulos, es necesario el acondicionamiento de la base con una maquinaria especial, además de los diversos trámites administrativos que conllevan un tiempo de espera, con el fin de que en el año 2020 ya esté operativa.

En ella, además de para el procesado, clasificación y envasado de nuez, se trabajará con otros frutos secos, principalmente almendra y pistacho.

Borrego Calle, especificó que su cartera de clientes también demanda además de nueces, estos frutos secos y para la empresa es una manera de «darle más vida útil a la fábrica, recuperar antes la inversión y crear más empleo». Además, hay que tener en cuenta que estos cultivos no coinciden en el tiempo. La campaña de la nuez es de septiembre a marzo y la de almendras y pistachos comienzan en julio.

Los trabajadores que actualmente se encuentran en la plantación varían, en función de las diferentes labores a desarrollar en cada época, entre 6 y 10 personas. El volumen de trabajo aumentará el año que viene en el que se prevé recoger ya la primera cosecha de nueces que, aunque no será todo el volumen definitivo el cual se recogerá en el 2021, si puede llegar a unas cifras significativas.

Esta será la primera fábrica de la localidad, la cual comenzará a funcionar con toda la producción generada en octubre del año 2021.

Según refirió el administrador, a la fábrica la nuez llegará tal y como se recoge en el árbol. Es decir, manteniendo el pelón (una capa verde como una cáscara) para que no se altere la calidad. Por ello se coge antes de que esa cáscara se abra y lance la nuez al suelo. Cuando se recibe la nuez en la central de procesado lo primero que se hace es lavarla, después unas máquinas las desprenden de la cáscara y pasan a la cinta de selección a mano y al secadero donde con aire caliente se les da un grado de humedad determinada, ya que si se queda con exceso de humedad se enrancia y si se seca en exceso el grano se encoge y pierde sabor.

Del secadero pasa a otra cinta de selección a mano, donde se desechan las nueces vacías, tras esto pasan a las calibradoras y al proceso de envasado. Las que se rompen van a un proceso de pelado donde se rompen del todo y se les quita la cáscara para volver a ser clasificadas por colores, finalizando en el envasado de nueces peladas.

Para la campaña de nuez en concreto, Borrego Calle, sostiene que en fábrica se emplean en torno a ocho mujeres y al añadir otros frutos secos, se ampliaría el número de empleos. La plantación también dará entre 2.000 y 3.000 jornales anuales y contará con un técnico especializado de la empresa que orientará a los trabajadores.

La plantación de nogales no es tan abundante en mano de obra como el frutal, ya que cuenta con una recogida semimecánica, similar al olivo, pero lleva añadido el plus que lo convierte en cultivo social, como es la construcción de la central de procesado para frutos secos.

Cabe recordar que, la plantación de nogales de Villanueva del Fresno, de 90 hectáreas y 26.000 árboles, es la más grande de la región, en ella la calidad de la tierra ha propiciado que se superen los parámetros de crecimiento establecidos para estos árboles, los cuales superaban en los primeros cuatro meses los dos metros de altura.

La producción pertenece a la empresa extremeña Torres Altas y Bajas y se encuentra en una parcela de la finca de San Amador, en la que se han plantado 26.000 nogales con variedades de España, Argentina y de Estados Unidos.

La plantación de nogales en sus inicios.
La plantación de nogales en sus inicios. / A.P

Esta es la tercera plantación de nogales que pone en marcha dicha empresa, las otras dos se encuentran en Guadiana del Caudillo y Alange, y en ella esperan obtener una producción de 4.000 kilos de nueces por hectárea y año.

La empresa Torre Alta- Baja produce con la máxima calidad y vende en Madrid, Cataluña, zona norte, levante y zona sur, además tienen una gran demanda de nueces de los países árabes, India y China, que consumen muchísima nuez, y a los que con esta nueva plantación podrán atender, pues sus perspectivas de futuro son las de seguir creciendo.

La inversión de la empresa en la plantación y en la fábrica será de más de tres millones de euros.

España sólo produce el 30% de la nuez que consume (siendo el mayor consumidor de nueces de Europa) importando el 70% de Francia, Chile y Estados Unidos principalmente.