La plantación de nogales más grande de la región comienza su andadura

Durante el momento de la firma del contrato.
PLANTACIÓN DE NOGALES

El alcalde Ramón Díaz Farías y Manuel Borrego Calle administrador de la empresa Torre Baja, han firmado el pasado 3 de marzo, el contrato por el cual esta empresa establecerá una plantación de nogales y construirá una central de procesado de nueces. Se creará así la primera fábrica del municipio.

Díaz Farías explica que el ayuntamiento sacó a licitación dos parcelas, una de 130  y otra de 220 hectáreas en la finca de San Amador para su puesta en regadío, quedando una de ellas desierta pues nadie concurrió al concurso. Dicha parcela es la que cubre todo el perímetro de lo que actualmente ocupan los árboles de la Hacienda Murillo.

Al no haber ninguna propuesta, el Ayuntamiento comienza a buscar posibles arrendatarios y fue cuando se presentó la ocasión de poder poner en regadío una serie de hectáreas de nogales. Se barajó la propuesta de plantar olivos superintensivos, que no fue viable, porque se necesitaban 1.000 hectáreas y porque es un cultivo que apenas genera mano de obra.

La plantación de nogales no es tan abundante en mano de obra como el frutal, ya que cuenta con una recogida semimecánica (similar al olivo), pero lleva añadido un plus que lo convierte en cultivo social, como es la central de procesado para frutos secos.

Dicha fábrica se instalará en el término municipal. Aún por determinar el sitio, se baraja el polígono industrial y la antigua cementera Sani. Para Díaz Farías lo más importante de esta iniciativa empresarial es la segunda parte del proceso, ya que generalmente el trabajo de campo será más orientado a los hombres, de igual manera el trabajo de selección y envasado de nuez está orientado a las mujeres.

Crearán empleos de calidad que no sólo se limiten a la temporada de producción de nueces, pues la empresa proyecta envasar pistachos y almendras para ampliar la temporada. El alcalde comenta que el contrato firmado es a 40 años prorrogable, con un precio de 100 euros por hectárea, con  compromisos firmes, cuyos incumplimientos significarían la resolución de dicho contrato y que son por una parte la obligatoriedad de construir la central de procesado, no realizar otro cultivo que no genere tanto empleo y creación de puestos de trabajo con la contratación de mano de obra de Villanueva del Fresno.

La empresa abonará 9.000 euros anuales y contará con cinco años de carencia (como motor de inversión) ya que el proceso de transformar la tierra de secano en regadíos, redundará en beneficio de la finca cuando finalice el periodo de arrendamiento. La inversión de la empresa en la plantación y en la fábrica será de más de tres millones de euros.

El administrador de la empresa Torre Baja, Manuel Borrego Calle declara a este diario, que "ésta será la tercera plantación de nogales que ponga en marcha, con una extensión de 90 hectáreas lo que la convierte en la más grande de  Extremadura". 

Dedicados desde hace 11 años a producir nueces se encontraron superados por la demanda, lo que les ha obligado a ampliar. Al conocer la posibilidad de implantar la plantación aquí, mantuvieron una serie de reuniones con el alcalde y portavoces municipales, que derivaron en la aprobación y adjudicación del proyecto en pleno en marzo de 2014 y que tras los trámites administrativos han concluido con la firma del contrato de arrendamiento.

El primer paso de la empresa es transformar la tierra de secano en regadío, para lo que hay que realizar toda la instalación de riego, por goteo, por aspersión, charcas de riego, tuberías y demás instalaciones. La plantación de los 26.000 árboles (contará con variedades de España, Argentina y de Estados Unidos)  se hará en febrero de 2016 y la producción se estima en unos 2.000 kilos de nueces por hectárea el quinto año y 4.000 kilos de nueces por hectárea en el sexto año.

La fábrica se empezará a construir cuando los árboles entren en producción en el año 2021, ya que el nogal tarda cinco años en producir. Comenzaría a funcionar en octubre de ese mismo año. Dicha fábrica se destinará, además de para el procesado, clasificación y envasado de nuez, para otros frutos secos, principalmente almendra y pistacho.

Borrego Calle especifica que su cartera de clientes también demandan además de nueces, estos frutos secos. Para la empresa es una manera de darle más vida útil a la fábrica, recuperar antes la inversión y crear más empleo, pues estos cultivos no coinciden en el tiempo.

La campaña de la nuez es de septiembre a marzo y la de almendras y pistachos comienzan en julio. Para la campaña de nuez en concreto, en fábrica se emplean ocho mujeres, al añadir otros frutos secos se ampliaría el número de empleos. Además la plantación dará de 2.000 a 3.000 jornales anuales y contará con un técnico especializado de la empresa Torre Baja que orientara a los trabajadores.

España sólo produce el 30% de la nuez que consume (siendo el mayor consumidor de nueces de Europa) importando el 70% de Francia, Chile y Estados Unidos principalmente.

La empresa Torre Baja produce con la máxima calidad y vende en Madrid, Cataluña, zona norte, Levante y zona sur.